jueves, 27 de marzo de 2014

Maquina de congelar tuberías

Resulta que por reformas en el  IES, tenemos que cambiar una boca de incendio equipada (BIE) que ha quedado dentro de un cuarto, trasladándola al pasillo, que queda a unos 5 m.
Si cortamos la tubería debemos de vaciar todo el agua del circuito contraincendios, y después volver a llenarlo, y purgarlo.
Por ello pensamos en congelar la tubería que alimenta a dicha BIE, y realizar la reforma sin pérdida de agua.
Nos pusimos manos a la obra y construimos un equipo partiendo de una unidad condensadora hermética de R404a que teníamos por el taller.
Lo principal fue construir la pieza que intercambia el calor con la tubería, A partir de dos tuberías de cobre, realizamos una especie de caja soldada de unos 15 cm de altura.



Como la capacidad de intercambio de calor es reducida, añadimos un segundo evaporador en serie, para acabar de evaporar todo el refrigerante.

Una vez construida, la probamos con un trozo de tubería de acero, y vimos que aunque el evaporador estaba a -30ºC, tardaba unas 4 horas en congelar la tubería.

El problema era aumentar el intercambio de calor, lo cual solucionamos:
1- Realizamos una pasta conductora del calor mezclando un tubo de vaselina con óxido de zinc (ambos comprados en una farmacia), y la insertamos entre el evaporador y la tubería.
2- Juntamos ambas piezas con una abrazaderas de sin fin, de forma presionara la tubería con fuerza.

El resultado es que ahora congela la tubería (un tubo de acero de 1 1/4) en 30 minutos.

La máquina la hemos ofrecido a las empresas de fontanería y agua de la comarca, por si la necesitan para algún trabajo especial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario